miércoles, 19 de setiembre de 2012

Como la iniciativa de acción diferida del presidente ayudará a la economía de Estados Unidos

Beneficios económicos de DACA, acción diferida para llegados en la infancia
Por Julieth Núñez


El anuncio del 15 de junio del presidente Obama de "acción diferida", es bueno no sólo para los 1,4 millones de niños no autorizados y los  jóvenes que obtendrán un aplazamiento temporal de su deportación, si  no que también es bueno para la economía de los Estados Unidos. Cada año, decenas de miles de estudiantes no autorizados se gradúan de la escuela primaria o secundaria, muchos de ellos, sobresalientes en  sus clases. Dichos estudiantes, tienen la motivación y la inteligencia para convertirse en médicos, enfermeras, maestros y empresarios, pero su falta de estatus legal les ha impedido asistir a la universidad o trabajar legalmente. La iniciativa del Presidente de acción diferida podrá darles la oportunidad de dar su potencial máximo y, en el proceso, ganar más, gastar más y pagar más impuestos.

Considere lo siguiente:
Los beneficiarios del anuncio del presidente tendrán acceso a mayores oportunidades educativas y mejores empleos, que a su vez causarán más ingresos  en los impuestos. Un estudio realizado por el College Board encontró que, en el transcurso de su vida laboral, el graduado universitario promedio gana más de un 60%  que un graduado de la escuela secundaria, y los trabajadores con títulos avanzados ganan de dos a tres veces tanto como los trabajadores que sólo tienen la secundaria (high school).
Un estudio de RAND en 1999 muestra que el aumento de la tasa de graduación universitaria de los hispanos sobre la de los blancos no hispanos,  incrementaría  el gasto en educación pública en un 10% a nivel nacional, pero los costos serían más que compensados ​​por los ahorros en salud pública y beneficios, así como también el aumento de los ingresos fiscales como resultado de mayores ingresos. Por ejemplo, una mujer inmigrante mexicana de 30 años de edad con un título universitario, pagaría $5.300 más en impuestos y utilizaría $ 3.900 menos en gastos del gobierno cada año, en comparación a una persona que haya dejado la escuela secundaria con características similares.

Los trabajadores inmigrantes, como todos los trabajadores, gastan sus salarios en tiendas de los Estados Unidos, comprando alimentos, ropa, electrodomésticos, automóviles, etcétera, lo  que mantiene en pie a los negocios y sus empleados. Por otra parte, las empresas responden a la presencia de nuevos trabajadores y los consumidores mediante la inversión en nuevos restaurantes, tiendas, y centros de producción. El resultado final es más puestos de trabajo para más trabajadores.

Un informe del Banco de la Reserva Federal de San Francisco señala que "los inmigrantes amplian la capacidad productiva de la economía de EE.UU., estimulan la inversión, y promueven la especialización que a largo plazo incrementa la productividad", y "no hay evidencia de que estos efectos sean a expensas de los empleos para los trabajadores nacidos en los Estados Unidos ".

En la actualidad, sólo el 5 al 10% de los graduados de secundaria no autorizados asisten a la universidad, y la mayoría de los jóvenes no autorizados están obligados a trabajar ilegalmente en la economía monetaria en el servicio doméstico, como jornaleros y trabajadores de fábricas en las que los explotan. La iniciativa del Presidente creará un fuerte incentivo para que los estudiantes no autorizadas permanezcan en la escuela hasta su graduación; esto los haría elegibles para trabajar legalmente, y en última instancia, ayudar a cubrir puestos como maestros y personal de enfermería, que son empleos que han tenido gran demanda en los Estados Unidos.

En definitiva, cualquier política que anima a las personas más jóvenes en los Estados Unidos a obtener un título universitario, es una bendición para la economía. La educación se convierte en salarios más altos en la fuerza laboral, que a su vez se convierten en más ingresos fiscales para los gobiernos federales, estatales y locales, así como también más ingresos disponibles para gastar en las empresas y negocios de los Estados Unidos. Con la iniciativa del Presidente de  acción diferida, se animan a centenares de miles de jóvenes no autorizados a mejorar sus vidas, y a devolver más al país al que llaman hogar.

FUENTE: Immigration Policy Center, http://www.immigrationpolicy.org/just-facts/economic-benefits-granting-deferred-action-unauthorized-immigrants-brought-us-youth

No hay comentarios.: